Redmi Note 3 Review y Opinión: La mejor phablet de bajo presupuesto

Xiaomi ha entrado con fuerza y con ímpetu en el mercado mundial gracias a un cóctel que combina hardware potente y precios muy bajos. La empresa china que lidera Hugo Barra se ha convertido por méritos propios en un enemigo temible para las grandes del sector como Apple y Samsung. Y su estrategia es simple, ofrecerle a los clientes una experiencia de buque insignia a un precio irresistible.

Ahora, tras un año de relativa tranquilidad, sin grandes lanzamientos, la empresa está soltando todo su arsenal, y uno de los teléfonos que más nos ha gustado ha sido el Redmi Note 3, terminal con diseño atractivo, gran rendimiento y que al mismo tiempo no dejará un gran agujero en nuestra cuenta bancaria.

Se trata de un teléfono móvil de calidad premium en todos los sentidos, excepto por su bajo precio. Cuenta con características similares a las de un buque insignia e incluso trae algunas características que ciertos teléfonos de gama alta no tienen.

La compañía prometió grandes novedades para su última phablet. Y ahora hemos podido probar a fondo la variante más potente, y lo cierto es que la palabra que nos ha dejado en la mente es “impresionante”.

A continuación vamos a echarle un vistazo a esta phablet para ver que es lo que nos ha gustado de ella, y evidentemente, también, que es lo que podría mejorar.

Xiaomi Redmi Note 3

Diseño:

Lo primero que notamos al coger nuestro Redmi Note 3 en la palma de nuestra mano es que su diseño es bastante genérico. No es un teléfono que vaya a impresionarnos por su apariencia general, su estética es simplemente la acostumbrada por la compañía en anteriores teléfonos. Nos encontramos con un dispositivo con bordes curvados en el que lo primero que nos llama la atención es su gran pantalla de 5.5 pulgadas y que a pesar de contar con una batería de 4.050 mAh y ser más grueso que el Redmi Note 2, no se hace pesado en la mano.

El escáner de huellas digitales del Redmi Note 3 está ubicado en una posición idónea en la parte posterior. En el uso es sensible y casi se podría decir que intuitivo, se puede desbloquear la phablet de un solo toque. De hecho, tras realizar diferentes pruebas (cronómetro en mano) hemos podido apreciar que es capaz de reconocer nuestra huella en tan sólo 0.3 segundos.

Redmi Note 3 parte trasera

Los botones de volumen y la tecla de apagado/encendido se colocado en la parte derecha del teléfono para un acceso más fácil. A medida que nos vamos fijando en los detalles nos damos cuenta de que este terminal tiene un aspecto más premium que lo visto hasta el momento en la compañía china. La parte posterior del teléfono está anodizada cuenta con un efecto de chorro de arena, todo ello con un acabado liso y que da sensación de alta calidad. La parte posterior del teléfono cuenta con un conector de 3.5 mm y un emisor de infrarrojos que nos servirá de control remoto universal.

Redmi Note 3 lateral

En líneas generales el Redmi Note 3 tiene un diseño agradable, que hace que el dispositivo tenga un aspecto agradable.

Funcionamiento:

El Redmi Note 3 es el primer dispositivo del mundo en contar con el último procesador Snapdragon 650, que según parece es uno de los mejores de los que ha fabricado Qualcomm en los últimos años (con permiso del Snapdragon 820). Cuenta con 3 GB de RAM y las puntuaciones de los benchmarks obtenidas por el teléfono están a la par con muchos otros terminales de gama alta, entre ellos el Moto X o el OnePlus X. Así que no va a importar lo que tenga que ejecutar, el Redmi Note 3 podrá con juegos de gama alta como Mortal Kombat X sin problemas.

El redmi Nota 3 es el primer dispositivo en el mundo que cuentan con el último procesador Snapdragon 650, al parecer, el mejor trabajo de Qualcomm en años. Junto con 3 GB de RAM, puntuaciones de referencia del teléfono están a la par con muchos de sus homólogos emblemáticos, incluyendo el Moto X y el X OnePlus El dispositivo no contracción, no importa lo que lanzar en él – ya se trate de malabares con múltiples aplicaciones o jugar juegos de gama alta como Mortal Kombat X.

Redmi Note 3 frontal

El rendimiento y potencia del teléfono simplemente no dejarán descontento a ningún usuario; hemos podido probarlo durante muchos días seguidos y no tenemos ninguna queja en este sentido. Por este precio, el Redmi Note 3 es sin lugar a dudas el mejor producto que se puede comprar actualmente. El teléfono sin embargo tiene algunos problemas de recalentamiento, pero su diseño puede ayudarle a disiparlo y evitar que se convierta en algo incómodo o incluso peligroso.

Su pantalla Full HD de 5.5 pulgadas ofrece buenos ángulos de visión, aunque también es cierto que algunos colores parecen un poco sobre-saturados. Es posible modificar los parámetros de pantalla alternando entre los modos cálido, estándar y fresco (también se puede elegir entre estándar, automático y mayor contraste). Por otro lado, el teléfono viene equipado con la tecnología de visualización a plena luz del día de Xiaomi, con lo que ofrece una buena legibilidad de pantalla incluso cuando le pega el Sol directamente. Una característica de auto-ajuste que equilibra los niveles de contraste de forma que el usuario no tenga que hacer nada.

Además, también se puede cambiar el modo del teléfono a uno que canse menos la vista y que se ha dado en llamar modo de lectura. Al probar esta función se nota como una especie de atenuación en el brillo de la pantalla y tras leer un poco del libro de John Shirley “Bioshock: Rapture” noté que aunque no era como leer en el Kindle, si que notaba menos cansancio en la vista que con el teléfono en modo normal.

El rendimiento de la batería del Redmi Note 3 (que flojeaba en el Redmi Note 3) también es digno de mención. La batería de 4.050 mAh consiguió seguir en pie tras dos días de uso, por lo que incluso para aquellos a los que les gusta estar todo el día enganchados al móvil, el dispositivo puede conseguir darles una autonomía de unas 14 horas sin apagarse.

El tiempo de espera en este dispositivo es simplemente asombroso. Incluso la carga del dispositivo no se eterniza a pesar del enorme tamaño de la batería. Con el cargador que viene incluido en la caja se puede cargar un 40% en aproximadamente una hora. La carga completa si que tarda entre 3 y 4 horas, por lo que es aconsejable cargarlo de noche.

Lo que ya no nos ha gustado tanto es el rendimiento de la cámara trasera principal. Las imágenes parecen de peor calidad que las capturadas por el Xiaomi Mi4i, sobretodo en entornos con poca luz. De todos modos, recordamos que es un dispositivo de bajo coste y que es imposible que sobresalga en todos los aspectos. Aún así la cámara todavía sigue siendo bastante decente, sobretodo para su uso con luz natural y en exteriores. Incluso la cámara frontal es capaz de tomar buenos selfies y dar una buena calidad a la hora de hacer una videoconferencia por Skype.

Redmi Note 3 camara

Esta imagen ha sido sacada con la cámara del Xiaomi Redmi Note 3.

En cuanto al sistema operativo, está incluido MIUI 7 que sigue siendo una de las interfaces más intuitivas de Android, ya que además de ser ágil, también se ve limpia. En esta nueva versión trae consigo un montón de nuevas características entre las que se incluyen la ocultación de archivos o la integración con el escáner de huellas digitales trasero.

Así, en líneas generales el Redmi Note 3 es un terminal pensado para batallar en el día a día, gracias a su buena calidad y al fantástico rendimiento que atesora.

¿Merece la pena comprar el Redmi Note 3?

Nuestra sincera opinión es que sí, ya que se trata de un teléfono capaz de darnos un fantástico rendimiento a un precio insuperable. Tenemos potencia, una gran batería y una cámara decente.

Se nota que Xiaomi ha querido llevar al mercado un dispositivo ganador, capaz de competir por características y precio con cualquier otro terminal chino de gama media/alta, e incluso con los teléfonos de marcas de renombre. También es digno de mención el hecho de que haya añadido el sensor de huellas digitales, que es el primero que monta este fabricante.

Así, el Redmi Note 3 nos acerca una experiencia similar a la de un buque insignia pero a un precio irresistible. En estos momentos no se nos ocurre ningún otro dispositivo que ofrezca tanto por un precio tan bajo.

Es por ello que este terminal no tiene puntos flacos, y en líneas generales se trata de una apuesta segura para el usuario que lo compre, así que si estás pensando en cambiar de teléfono pero no quieres rascarte el bolsillo, el Redmi Note 3 es tu elegido.